Horizonte Producciones VIVO

Megaproyecto "LA PEDRERA"

San Luis

Procesan a militar por abusar de tres amiguitas de su nieta

Las agresiones sexuales ocurrieron en Candelaria y las nenas tenían 8, 11 y 13 años en la época en que los casos fueron denunciados. Habría más víctimas.

Los padres de tres nenas recibieron con alivio la noticia: un militar retirado afincado en la localidad de Candelaria fue procesado por abuso sexual, como resultado de una investigación que comenzó en 2015, a partir de que las menores revelaron que las manoseaba cuando iban a su casa, a jugar con su nieta.

La resolución fue adoptada por el juez Correccional y Contravencional 1 de San Luis, Marcelo Bustamante Marone, y recayó sobre Hugo David Sosa, quien, a raíz de la difusión del caso, se mudó al pueblo vecino, Quines.

“Tarde pero seguro, que se dé cuenta de que con los niños y niñas no se puede meter”, comentó la madre de una de las víctimas, consultada por El Diario. “Es una buena noticia. El objetivo es que este pedófilo no ataque más a ninguna nena”, agregó otro padre.

Para ellos, el procesamiento del hombre al que denunciaron no sólo representa la perspectiva de que puede ser castigado por los ataques que, según las denuncias y la investigación subsiguiente, cometió. En cierta forma, también puede significar un freno a la posibilidad de que ataque a otras nenas, dijeron.

Esa expresión de deseos está fundada en el conocimiento que tienen esos padres de que Sosa habría atacado también a otras chicas del pueblo. Con lo cual, estiman, las víctimas serían diez, por lo menos.

Los abusos marcaron fuerte a las menores –en la época en que denunciaron los abusos tenían 8, 11 y 13 años– y a sus familias, tanto que los padres de dos de ellas decidieron mudarse de Candelaria. Ahora, unos viven en Córdoba y otros en Neuquén.

“Fue durísimo tomar esa decisión, pero creo que fue la mejor. Porque pasamos de ser víctimas a ser victimarios”, dijo la madre de una de las adolescentes. Se refería a que sufrieron la reacción de los familiares del acusado, que no les perdonaron que lo hubieran denunciado.

Bustamante Marone le imputa a Sosa el delito de “abuso sexual simple reiterado, tres hechos”, que tiene una pena que va de los seis meses a los cuatro años de prisión.

También dispuso, en la misma resolución del procesamiento, que el acusado “se abstenga de consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes y mantenga una conducta intachable”.

Una de las pruebas en las que el juez basó su determinación fue la entrevista psicológica a las nenas en la Cámara Gesell: “Fue contundente, lapidaria”, dijo el abogado que representa a los padres de las tres menores, Juan Carlos Nellar.

La licenciada Marisa Samper, coordinadora provincial de Cámara Gesell, que entrevistó a las nenas y luego hizo el informe del estudio, validó el testimonio de las tres, en función de los criterios establecidos por su ciencia.

En los tres casos señaló que el relato de la menor contenía “detalles explícitos de conductas sexuales”, reflejado en la mención de todas las acciones del agresor, que cada una describió.

La perito también consideró que los detalles superfluos relacionados con el hecho, mencionados por las chicas, en cuanto al tiempo, los lugares de la casa donde ocurrieron, también le aportan credibilidad a su versión.

Asco y vergüenza. “Esos sentimientos se visualizan en toda la entrevista” y afloran ante el recuerdo de los episodios y del atacante, señaló Samper, al abundar en lo que percibió en una de las menores. Esa adolescente es, casualmente, la que ha exteriorizado, en al menos un acto que atentaba contra su vida, las secuelas más graves por los abusos, según trascendió.

En uno de los casos, Samper consignó que la niña está muy angustiada y se siente culpable. Esto “tendría relación con los sentimientos de culpa experimentados por los niños que vivencian situaciones de abuso, éste es un indicador altamente significativo, según los especialistas en abuso sexual infantil”, señaló en su informe.

"Yo no he hecho nada"

“De todo lo que se me acusa yo no he hecho nada, en este momento estoy destrozado, estoy sufriendo por lo que está pasando, igualmente mi familia”, declaró Hugo Sosa en la indagatoria que dio en el juzgado, el 19 de abril de este año.

“Es verdad que las menores concurrían a mi casa a jugar con mi nieta, y lo han hecho siempre que estaban presente mi empleada, que siempre me reclamaba que las nenas hacían mucho lío en mi casa, y yo le decía que no le diera importancia porque a mi nieta la veía bien con las amigas”, agregó.

Sosa dijo que eso ocurría “los días de semana a la tarde, porque a la mañana iban a la escuela”. Aseguró desconocer cuántas veces a la semana iban a la casa, porque él no estaba, ya que salía a hacer viajes como remisero.

“No sé qué juegos hacían porque yo no estaba en contacto con ellas, yo el fin de semana me sentía solo y me iba a Quines, a la casa de mi hija”, agregó.

Según Sosa, la empleada trabajaba cama adentro de lunes a viernes y luego se iba a su casa. Con eso, quiso señalar que él nunca estaba a solas con las nenas.

“No tengo idea por qué he sido víctima de esta acusación, pero estoy a disposición de la Justicia desde el primer momento, y me presentaré las veces que me requieran, mientras tenga salud. Por último, creo en Dios y en la Justicia”, afirmó.

 

Fuente: El Diario de la Republica


Buscardor Web...

Síguenos en

Encuestas

¿Usted cree qué debe haber un debate sobre el aborto en la Argentina?

En línea

Tenemos 181 invitados conectado(s)

De Interés: Links

 

  afsca web

aen

incucai

 

Anses

red agro


 

Data Fiscal

Información ...

Somos una empresa dedicada a producir programas de televisión desde nuestros propios estudios; producir videos institucionales, sociales también fotografías institucionales, sociales y artísticas.

Contáctanos